Consumo responsable – Zentzuz

Facebook
Twitter
Youtube
Consumo responsable

Red de Comercio Justo

y

Consumo Responsable

Vitoria-Gasteiz

Personal político como jefes VS Trabajadoras del hogar como empleadas

10 junio, 2022

El norte Global, tienen que hacer una seria reflexión sobre el modelo sociopolitico que esta impulsando y sus repercusiones en el sur global. Países donde se ha generado, de forma intencionada, violencia y guerra, pobreza, despojo; donde las necesidades de las mujeres no han podido ser garantizadas, ni sus derechos humanos… Ahí entran en juego las migraciones, y allí ́ se van construyendo las cadenas globales de cuidados. Las mujeres que son expulsadas o que tienen que salir de diferentes países y vienen a otros donde tienen que emplearse y encargarse de los cuidados de otras personas de estos países del Norte Global.

https://consumoresponsable.info/cadenas-globales-de-cuidados/

Así como existen cadenas de comercialización, en el siglo XXI todo se compra y se vende, y los cuidados no son menos. En el 2018 comenzamos a investigar sobre lo que esconde el consumo de cuidados. En este tiempo hemos realizado dos investigaciones: ¿Quienes y Como cuidan en Vitoria Gasteiz?, 2018 y cuidadoras migradas el sur en nuestro norte 2021. En ambas investigaciones se enfatizan en la necesidad de la ratificación del convenio 189 OIT por el estado español. Donde por ley, favorecerían a 600,000 mujeres que son trabajadoras del hogar y de cuidados, un empleo feminizado, razializado y altamente precarizado.

El 9 de junio, el estado español tiene la oportunidad de hacer justicia con las mujeres, dignificando el trabajo de hogar y de cuidados, porque se vota la ratificación del convenio 189 de la OIT. Pero no seamos ingenuas, ya que contra el patriarcado estamos luchando, esto se puede quedar en un lavado de imagen si después no existe una implementación real. Derechos, que los hombres en sus luchas sindicales consiguieron en los 80s, las mujeres que trabajan en cuidados, todavía no tienen. 42 años después, llego el momento de las mujeres, cuando el trabajo reproductivo puede conseguir plenos derechos ya que 1 de cada 3 mujeres que trabajan en este sector vive en la pobreza.

Solicitamos un sistema publico de cuidados comunitarios, corresponsabilidad de los hombres ante el cuidado y un cambio en las prioridades en las políticas desplazando al capital del centro y ubicando en el, el cuidado. Pero mientras continuamos luchando contra las macroestructuras. En lo concreto, se puede transformar la vida de miles de mujeres migradas y no migradas, que han sido injustamente tratadas por la derecho laboral.

La aprobación e implementación del convenio 198 OIT, otorgaría el derecho a paro, regularía sus horarios de trabajo, pasarían a depender del régimen general, regularía los descansos, aumentaría el salario (mínimo interprofesional), tendrían la posibilidad de tener negociaciones colectivas, salud laboral y otras prestaciones.

El 9 de junio, las personas que componen las cortes generales, de las cuales en su mayoría son contratantes de trabajos de hogar y de cuidados se encontraran en una encrucijada, ¿Tendrán la honradez de otorgar derechos a las mujeres que mal pagan por limpian sus casa y cuidan a sus criaturas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.